Hallados residuos de Voltaren en los peces del Júcar y del Ebro

Según el siguiente artículo publicado en El País por Ferrán Bono, se trataría del primer estudio de campo en peces exhaustivo en España y pionero en Europa, que detecta por primera vez niveles de residuos de fármacos en varias especies de los ríos. Otro motivo más para hacernos más conscientes y responsables de un correcto uso de medicamentos.

«Un estudio presentado en la III Conferencia Anual Scarce, que tiene lugar estos días en Valencia, revela niveles de residuos de fármacos como el antiinflamatorio dicoflenaco o Voltarén en peces de los ríos Ebro, Llobregat, Xúcar y Guadalquivir, según ha informado la organización.

Es el primer estudio de campo en peces –la mayoría de los publicados hasta ahora habían sido de laboratorio–, exhaustivo en España y pionero en Europa, que detecta por primera vez niveles de residuos de fármacos en varias especies de los ríos.

El trabajo ha sido elaborado por los investigadores Belinda Huerta (ICRA), Anna Jakimska (Universidad de Tecnología de Gdansk, Polonia), Meritxell Gros (ICRA), Sara Rodríguez-Mozaz (ICRA) y Damià Barceló (IDAEA CSIC-ICRA). El equipo está formado por químicos y biólogos, fundamentalmente.

En concreto, se verifica la presencia en peces del fármaco Diclofenaco, también conocido con el nombre comercial de Voltarén, de venta en las farmacias sin receta médica. La Unión Europea lo quiere añadir como nuevo contaminante en la revisión de la lista de los contaminantes prioritarios a controlar en muestras de aguas. El estudio constata que se encuentra en todas las cuencas hidrográficas y es, por lo tanto, el fármaco más común en todas ellas, han explicado las mismas fuentes.

El investigador Damià Barceló explica que las dosis de fármacos acumuladas en los pescados, principalmente carpas, no son dañinas para la salud humana. «Su consumo a través de un filete de pescado, por ejemplo, no supone ningún peligro, porque las dosis son minúsculas, en comparación con las que tomamos habitualmente», señala a este diario.

Además, esta investigación pone de manifiesto, tal y como han apuntado las mismas fuentes, que las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales de las cuatro cuencas hidrográficas estudiadas (Ebro, Llobregat, Júcar y Guadalquivir) no eliminan el diclofenaco. También que los peces que hay en el río son capaces de acumularlo, «indicando por tanto unos riesgos continuos de exposición a este fármaco, cuyos efectos a largo plazo en el ecosistema acuático de los cuatro ríos son difíciles de predecir, pero que les afectará negativamente».

Se llega a esta conclusión en el estudio Presencia y eficacia en la eliminación de plaguicidas en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de los ríos Ebro, Guadalquivir, Júcar y Llobregat (España).

Por otro lado, el estudio Análisis de los programas de monitorización y de su idoneidad para la evaluación de riesgos ecotoxicológicos en cuatro cuencas mediterráneas de España concluye que los programas actuales son «suficientes» para el control de la calidad del agua bajo las exigencias de la Directiva Marco del Agua, pero que es «necesario» hacer mejoras para incrementar la eficiencia y calidad de la compilación de datos.

Está realizado por los investigadores Julio C. López-Doval, Núria De Castro-Català (ambos del Departamento de Ecología de la UB) e Ignacio Andrés-Doménech (Departamento de Ingeniería Hidráulica y Ambiental de la UPV), Julián Blasco (Departamento de Ecología y Gestión Marina. Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, CSIC-Cádiz), Antoni Ginebreda (IDAEA-CSIC-Barcelona), Isabel Muñoz (Departamento de Ecología de la UB).

Scarce es un programa de investigación multidisciplinar sin precedentes iniciado el mes de diciembre de 2009, en el marco del programa Consolider-Ingenio, del Ministerio de Economía y Competitividad. Scarce cuenta con un presupuesto de 4,5 millones de euros y dura cinco años. Durante este tiempo se reunirán 12 grupos científicos españoles con más de 140 investigadores y líderes en distintas disciplinas como la hidrología, geomorfología, química, ecología, ecotoxicología, economía, ingeniería y modelización.

El de Valencia es el tercer encuentro anual de la Conferencia Scarce; el primero tuvo lugar en Girona (Cataluña) en diciembre de 2010; y el segundo en Madrid en noviembre de 2011.»

From sea to the source

FROM SEA TO SOURCE es un texto que trata sobre migración de peces resultado de la colaboración de varios profesionales. Más información en el siguiente enlace:

From sea to source

FROM SEA TO SOURCE is the result of collaborations and partnerships with fisheries professionals all over the world, drawn together to provide a major new text on the theme of fish migration. The underlying concept is the increasingly recognised need for preservation but, more frequently, the restoration of free migration for all species of fish.

Migratory fish are well-known to us all, whether it’s a meal of smoked salmon – now more available than ever – or a rare taste of caviar. Or perhaps it is the sight on TV of a grizzly bear as it waits patiently to catch a salmon as it leaps during its migration upstream? But for many millions of people worldwide the seasonal migrations of fish bring protein and are an essential food resource.

Migratory fish stocks are a vital component of river ecosystems. Their often complex life cycles place great demands on mankind as we seek to ensure the wellbeing of our fish stocks at a time of increasing pressure on rivers and the water cycle. Migratory fish are amongst the most demanding of fish, requiring free migration routes and often high standards of environmental quality, and as such they are potent indicators of the health of our environment.

More information in the following link:

From sea to source

ICER: Creación de entornos favorables para las poblaciones de peces

Publicado en el newsletter de iagua el 20/11/12

ICER: Creación de entornos favorables para las poblaciones de peces

(CORDIS) Varias especies de pez como el salmón se ven inexorablemente atraídas hacia su lugar de nacimiento para procrear y continuar su ciclo vital. Algunas siguen rutas migratorias concretas, y las que habitan en ríos y estuarios están en riesgo por las consecuencias de presas y centrales eléctricas.

En la Universidad de Southampton se ha puesto en marcha una investigación coordinada por el Dr. Paul Kemp, perteneciente al ICER («Centro Internacional de investigación sobre Ecohidráulica») de esta institución, y destinada a proteger a estas últimas especies. Este instituto científico europeo se está labrando con rapidez una gran reputación en todo el mundo gracias a que contribuye a que los ingenieros dedicados a la energía hidráulica comprendan el comportamiento de los peces y den con métodos innovadores de mantenerlos alejados de los sistemas de turbinas y las tomas de agua.

El Dr. Kemp investiga los mecanismos de atracción y repulsión relacionados con el comportamiento que comprenden ámbitos como la distribución de ejemplares y sus rutas de migración. Algunos peces como el salmón o la trucha modifican su comportamiento en función de factores hidrodinámicos como la aceleración del flujo. De este modo puede disminuir la cantidad de ejemplares que pasan por un punto de atracción peligroso, como una turbina u otro tipo de tomas de agua, pero esta circunstancia es perjudicial en lo que concierne a los pasos seguros para peces, que también pueden desarrollar flujos de aceleración.

El Dr. Kemp explicó las dificultades de desarrollar estructuras respetuosas con los peces: «La tecnología de escalas de peces no es nueva. Existen documentos del siglo XIII en Inglaterra que alertan de la necesidad de dejar un espacio entre aliviaderos para que el salmón alcance sus zonas de desove río arriba. Este espacio debía de ser lo suficientemente ancho como para que un cerdo cebado cupiese de lado sin tocar las paredes. Se considera que estos «espacios reales» se remontan a la época de Ricardo Corazón de León, pero en la actualidad es necesario contar con técnicas más sofisticadas para que ofrezcan protección. Nuestra intención es considerar todos los aspectos relacionados con el comportamiento de los peces para modificar su distribución y movimientos y así aumentar la probabilidad de que eviten zonas peligrosas como turbinas y tomas de agua, y desviarlos o atraerlos hacia otras rutas como por ejemplo pasos construidos a tal efecto.»

Tradicionalmente, los trabajos en este campo se han dedicado al salmón, pero ahora incluyen más especies que podrían verse amenazadas por las obras de ingeniería que modifican los ríos y controlan el flujo del agua. En la actualidad hay en marcha distintas investigaciones en emplazamientos como el Río Yangtzé (China) y el Amazonas, en Sudamérica. Los científicos de Southampton utilizan los canales del parque científico de la universidad para estudiar el comportamiento de los peces en función de las fuerzas hidrodinámicas existentes en las presas.

Otra especie importante a la que dedica su tiempo el Dr. Kemp son las anguilas, cuya población se ha reducido en un 90 % en dos decenios. Los adultos abandonan los ríos de agua dulce para alcanzar el Mar de los Sargazos, en el centro del Atlántico Norte, donde desovan y mueren. Sus crías, denominadas angulas, vuelven a Europa arrastradas por las corrientes para volver a poblar los ríos europeos. La destrucción de las poblaciones de anguilas ha propiciado la protección de la especie mediante normativas europeas y el Convenio sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES) de 1973.

No obstante, tanto angulas como anguilas sufren la succión de los sistemas de refrigeración de las centrales eléctricas o acaban descuartizadas en las turbinas de las hidroeléctricas. Aún queda mucho trabajo por hacer en la protección de las anguilas. Investigadores de la Universidad de Southampton estudian las consecuencias de modificar la iluminación o las propiedades acústicas en las proximidades de las tuberías de estas construcciones para evitar que los peces se acerquen.

El Dr. Kemp añadió: «Las angulas difieren ligeramente y son menos sensibles a los factores hidrodinámicos que otras especies de peces, por lo que es necesario contar con métodos alternativos exclusivos. Estudiamos el efecto combinado de distinta información, hidrodinámica, acústica y lumínica por ejemplo, para aumentar la probabilidad de provocar la respuesta deseada.»