Mientras que la Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA) da luz verde al sulfoxaflor, pesticida neocotinoide potencialmente tóxico para las abejas (más información aquí http://ow.ly/kVfNt), la Unión Europea apoya la prohibición parcial de otros tóxicos neocotinoides (el imidacloprid, la clotianidina y el tiametoxam, más información aquí http://ow.ly/kVg5a).