Interesante estudio de la Universidad de Lund en Suecia realizado por Skov et al (2013) y publicado en Biology Letters (acceso al resumen en el siguiente enlace http://ow.ly/igiUK) en el que se muestra como el rutilo abandona los lagos hacia arroyos y humedales conectados a ellos para evitar ser predados por el cormoran negro, evidenciando la importancia de la predación en la dinámica de las migraciones. Según los autores, se cuantifica por primera vez los beneficios de los movimientos migratorios locales para evitar la predación. Para realizar este estudio se han utilizado técnicas telemétricas (PIT tags).